El dragón comilón

DSC_1478

Cómo dice el refrán, no es tan fiero el león cómo nos lo pintan. En nuestro caso, el dragón.

El otro día, se le ocurrió a Carmen, mi mujer, el hacer esta divertida receta con los niños para su cena, aunque al final más de uno acabó cenándose también un dragoncete como el de la fotografía.

Ingredientes:

  • Media barra de pan.
  • Almendras fritas o crudas, al gusto.
  • Una tira de pimiento morrón.
  • Una latita de atún.
  • Mayonesa
  • Aceitunas

DSC_1457

Lo primero que haremos es cortar la punta de la barra en un trozo de unos 5 centímetros para poder hacer la boca de este fiero dragón.

Cortamos transversalmente la punta del pan para poder incrustarle dos hileras de almendras a modo de afilados colmillos.

DSC_1468

La tira del pimiento morrón la colocaremos a modo de lengua de fuego, con un tono un poquito burlón.

DSC_1469

Con la ayuda de dos trozos de palillos de dientes que clavaremos dos aceitunas en la punta del extremo superior de la punta del pan a modo de ojitos saltones.

DSC_1471

Con estos dos pasos tendremos montada la cabeza del fiero dragón.

Para hacer el cuerpo utilizaremos el trozo alargado de la barra de pan, la cual abriremos por la mitad y rellenaremos con una mezcla de atún con mayonesa.

DSC_1472

Pondremos en un plato las dos partes juntas, la cabeza y el cuerpo.

DSC_1473

Con unas aceitunas pondremos dos hileras a cada lado del cuerpo a modo de patas de dragón.

Y ale hop, ya tenemos dragón.

Ahora queda decidir quién se come a quién.

DSC_1478

DSC_1476 DSC_1477

DSC_1475

5 pensamientos en “El dragón comilón

  1. Me encanta la forma que tienes de presentar la comida. El otro día le explicaba a un amigo de la pandilla (que me ha pedido la dirección de tu blog) como habías presentado los chinitos y le pareció también muy original. Es una forma fantástica de que los niños participen en la cocina y se lo pasen fenomenal cocinando y comiendo. Gracias por tanta genialidad. Besos.

    • Elena, muchísimas gracias por tus comentarios. De hecho uno que yo me conozco hasta se ha sonrojado al leerlos.

      Por cierto, cuando le des a tu amigo al dirección del blog, sólo una corrección, no es mi blog, es de todos los que disfrutamos con él. E incluso de algunos un poquito más que mio como es tu caso que lo sigues, pruebas las recetas y encima nos mandas fotos como muestra. Y si no que vean el final de la receta de los rollitos de pechuga y comprueben el toque manchego.

  2. Tiene pinta de que el dragón llevó la peor parte …

    La verdad es que es un modo gracioso de presentar el bocata. Que, en realidad, puede ser de casi cualquier cosa. Recuerdo a uno de mis hermanos que se hacía bocadillos de galleta con quesito y pera, por ejemplo. Ése no necesitaba que le dieran formas curiosas para zampárselo todo.

    :-)

    • Es cierto. Ambas cosas son ciertas. Tanto que esta manera de presentar el bocadillo es una vil excusa de presentar cualquier otro relleno como el que tu hermano no necesitara de adornos para comerse cualquier bocata.

      En este caso, la finalidad es entretener a los niños y que se lo pasen bien en la cocina. Así, entre otras cosas consigues que coman lengua de dragón que de otra forma sería bastante complicado que se les ocurriera acercarse a ella.

      Pd. Prefiero no pensar como estaría con estos adornos el bocadillo más espectacular que he probado en mi vida… y no es el de pera, quesito y galleta. ;P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>