Los cuchillos de mi suegro

Cómo si de una premonición pre-blog se tratase hace unos meses me regalaron un juego de cuchillos cerámicos que son toda una delicia en la cocina.

¿Quien?, pues mi querido suegro, Gonzalo, que por casualidades de la vida se llama igual que mi hijo mayor. Coincidencias de la vida, no fue por hacerle la pelota.

Cortar, cortan que es puro placer, tan bien cortan que ya van dos veces que me he rebanado un dedo… pero por ahora no dejo de usarlos. Aprenderé a tener más cuidado.

No se si otros cuchillos vendrán con la misma presentación, pero la verdad es que la fundita con la que viene protegida la hoja es muy útil. Sobre todo para cuando los guardas en el cajón de la cocina.

Al parecer el único “pero” que tienen es que hay que tener cuidado de que no se te caigan ni golpearlos. Personalmente, no creo que sea un inconveniente, a la fecha no se me ha caído nunca un cuchillo al suelo y desde hace años ya no me da por utilizarlos de martillo, destornillador o desmontar cubiertas de bicicleta con ellos.

Aunque no siempre está bien hablar de tamaños, reconoceré que tienen un tamaño buenísimo, 15,5 cm, 12,5cm, 10,5cm y 8cm. desde la puntilla para pelar las patatas hasta uno que es una placer filetear con él.

IMG_0478Cucchillos Gonzalo

2 pensamientos en “Los cuchillos de mi suegro

    • Muchas gracias a ti suegro. Y no sólo por los cuchillos.

      Lo de la “obra” no es sólo mía, tu hija y nietos son muy participativos. Te recomiendo ver las recetas de los “huevos chinos” y la de “el dragón comilón”. Geniales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>