Arroz blanco entretenido con almejitas

IMG_0390

Como es norma en esta cocina, recetita fácil, sabrosa y en la medida de lo posible al alcance de cualquier bolsillo, el precio de los ingredientes no llega a los 4 eurillos, palabrita del niño Jesús, que hace casi treinta años hubiéramos dicho en el patio del cole… Ahora a alguno que otro le daría vergüenza eso del niño Jesús.

Siempre con la filosofía del blog, cocina tradicional para disfrutarla en familia, y a ser posible que no nos duela el bolsillo…

Por cierto, lo de apellidar como entretenido al arroz blanco es porque con la proporción que lleva de almejas y arroz al final el arroz te lo comes con las cascaras de las almejitas, con tenedor es misión imposible. Muy entretenido y muy recomendable. Eso sí, dejar preparadas las servilletas.

IMG_0375

Ingredientes:

  • 500 gramos de almejitas.
  • 100 gramos de arroz.
  • 5 dientes de ajo.
  • Medio vaso de buen vino fino, en mi caso, ya sabéis cual es mi recomendación, Piedra Luenga de Bodegas Robles, por estar bueno y por ecológico.
  • Un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra, en este caso la elección también la tuve clara, el de Luque de la almazara ecológica de Alcubilla. Bueno bueno de verdad. Además, ¿habéis visto el diseñazo que tiene la lata?
  • Media cucharadita de pimentón de calidad (no de marca propia de gran superficie, que suelen dejar mucho que desear). El de la foto, regalo de mi madre.
  • Sal, según necesidad.
  • Como ingrediente opcional, añadiría una copita de vino fino adicional. Al cocinero le gusta probarlo mientras que cocina. ;P

Con respecto a las almejitas debo reconoceros que estoy jodidillo, no me di cuenta y eran italianas, que manda huevos, que diría el otro. Con las almejitas tan buenas que tenemos en la madre patria.

Modus operandi:

Ya que en las recetas anteriores no hemos puesto las etapas de ir a las tiendas a comprar, en este caso, no os preocupéis, tampoco lo haré. Cada uno que compre según conciencia y bolsillo, que también es importante.

Etapa 1, preparación de las almejas.

Lo primero que hay que hacer es lavar bien las almejas para que además de quitarles las sustancias adheridas de la madre naturaleza podamos quitarles la tierra que llevan en su interior. Para ello las dejaremos sumergidas en abundante agua fresquita, tal cómo sale del grifo, moviéndolas de vez en cuando para que se muevan un poco.

Una vez limpias las reservamos. Ponemos a calentar un chorreón generoso del buen aceite que hemos seleccionado para la ocasión, en el aceite pondremos los dientes de ajo sin pelar a dorar. (Si a tu familia no les molesta el ajito, mi recomendación es cortarlo a cuadritos muyyyyy pequeñitos y dorarlos así).

Una vez dorados los ajos incorporamos las almejitas, lo borroso de la foto es del vapor que soltaron las almejas al ponerlas en la sartén.

IMG_0377

Añadimos el medio vaso de vino y las espolvoreamos con el pimentón de calidad

IMG_0378

Una vez que estén abiertas en su totalidad

IMG_0380

Las reservamos para añadírselas al arroz. El caldito no, ya que lo utilizaremos en la próxima etapa.

IMG_0384

Mi recomendación personal, es aprovechar el ingrediente opcional, copita de buen vino, y probarlas, más que nada por si hay que rectificar de sal. Tampoco vale probarlas muchas veces porque podría darse el caso de acabar comiendo arroz blanco en solitario, y eso no es entretenido. Porfa, tampoco mojéis muchas sopitas en el caldito que nos va a hacer falta para el arroz.

Etapa 2, el arroz.

En la misma sartén donde hemos preparado las almejas, y sin haberla fregado, ponemos el caldito de las almejas con los ajitos, cuando esté caliente le añadimos el arroz para que pueda absorber este maravilloso líquido, para facilitar la labor, lo moveremos un poquito con la cuchara de madera.

IMG_0381

IMG_0383

Añadimos el agua necesaria para que entre el caldito y el agua sea equivalente a dos medidas y media del volumen del arroz.

Cuándo el arroz lleve unos diez minutos haciéndose le añadimos las almejas y después de moverlas un poco para que se mezclen bien es el momento de la verdad y rectificar de sal. Como siempre, tener cuidado con la sal, no todas salan igual, y puede ser una verdadera faena cargarse un arroz por salao. La escasez de sal es fácil de solucionar, el pasarse es más difícil de corregir, los excesos no son buenos.

IMG_0385

Cuando el arroz esté prácticamente como el de la fotografía superior es el momento de retirar del fuego y dejarlo reposar cubierto durante unos cinco minutillos. Hasta que quede más o menos así.

IMG_0389

Mi recomendación es que se aprovechen estos cinco minutos para darle una vuelta a la cocina y acabar de recoger y limpiar lo poco que no hayamos recogido ya. Seguro que nos lo agradecerán.

Etapa 3, el disfrute.

Llega el momento más duro de la cocina. La prueba definitiva.

Procédase a preparar la mesa y descorchar una botellita de un vino curioso y agradable, para este plato mi recomendación es o bien un poco del mismo vino fino con el que lo hemos cocinado o bien un vino blanco de esos que casi apenas nos gustan.

IMG_0390IMG_0391

Por cierto, y sólo con la finalidad de dar envidia, comentaré que el que se ve en la foto es un regalo que me han hecho y es nada más y nada menos que una botellita de vino blanco, variedad verdejo, de la cosecha del 2011, si, cosecha del 2011, que me ha regalo en persona el bodeguero Francisco Robles. Autentica primicia, y toda una suerte el haberlo podido disfrutar en compañía de mi señora. Salud y va por ustedes.

3 pensamientos en “Arroz blanco entretenido con almejitas

    • Gratísima sorpresa el leerte por aquí. Esperamos que te guste y disfrutes con nosotros con esta y otra recetas.

      Ya nos contarás que tal te salió.

  1. Pingback: Catando el Piedra Luenga Verdejo 2011 | Cocina de batalla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>